LA NARANJA

La naranja es el fruto del naranjo dulce, árbol que pertenece al género Citrus de la familia de las Rutáceas. Esta familia comprende más de 1.600 especies. El género botánico Citrus es el más importante de la familia, y consta de unas 20 especies con frutos comestibles todos ellos muy abundantes en vitamina C, flavonoides y aceites esenciales. Los frutos, llamados hespérides, tienen la particularidad de que su pulpa está formada por numerosas vesículas llenas de jugo.

La naranja es un fruto redondo, color naranja, consumido mayoritariamente en invierno. La pulpa del interior es también anaranjada y está formada por pequeñas bolsitas llenas de zumo. Junto con el plátano y la manzana, es uno de los frutos más consumidos en el mundo. Existen una gran cantidad de variedades que se diferencian por la forma, el tamaño, el color de la pulpa: naranja o rojo, por el sabor dado que hay naranjas más dulces o más ácidas, por la época de maduración, y por la existencia o no de semillas.

Las naranjas crecen en árboles de porte pequeño y hoja perenne. Es un árbol muy sensible a las bajas temperaturas, requiere mucha luz y agua para la maduración de los frutos. Sus flores son blancas y muy aromáticas.

Las naranjas, gracias a su agradable sabor y a sus propiedades refrescantes, constituyen una de las principales frutas de mesa, y son muy populares y consumidas por toda la población.

En caso de anemia ferropénica, es muy útil y recomendable consumir esta fruta acompañando a los alimentos ricos en hierro o a los suplementos de este mineral. La vitamina C aumenta notablemente la absorción de hierro y esto acelera la recuperación.

Algunos de los beneficios para el organismo humano del consumo habitual de la naranja, son:

  • La naranja aporta una cantidad significativa de fibra soluble que retiene agua, por lo que el consumo de la naranja (mejor entera o en zumo con la pulpa) favorece el tránsito intestinal.
  • Ayuda a disminuir la absorción de grasa y colesterol, al buen control de la glucemia (niveles de azúcar en sangre). Tiene un efecto saciante, por lo que resulta una fruta indicada para las personas con hipercolesterolemia, diabetes y exceso de peso.
  • Por su contenido en potasio, vitamina C, carotenoides y otros nutrientes, constituye una buena alternativa para reponer los minerales y el líquido perdidos después de la actividad física y para minimizar el riesgo de lesiones y potenciar las defensas.
  • Su zumo mezclado con agua, bicarbonato y azúcares puede hacer perfectamente las funciones de bebida rehidratante durante la competición en deportes que tengan una duración mayor a 90 minutos.
  • El elevado contenido en agua, potasio y ácido cítrico (alcaliniza la orina), convierten a las naranjas en frutas con efecto diurético, beneficioso en caso de hiperuricemia o gota y litiasis renal (favorece la eliminación de ácido úrico y sus sales), hipertensión arterial u otras enfermedades asociadas a retención de líquidos.

 

La naranja puede ser consumida de las siguientes maneras:

  • Como fruta fresca
  • En jugos y sorbetes
  • En ensaladas
  • En postres
  • En helados
  • En batidos
  • En jaleas y mermeladas
  • En platos culinarios
  • En cócteles

                 DISPONIBILIDAD

ALTA ENERO, FEBRERO, MARZO, MAYO, JUNIO, JULIO, AGOSTO, SEPTIEMBRE, OCTUBRE Y DICIEMBRE
MEDIA ABRIL Y NOVIEMBRE
BAJA  

        CONTENIDO NUTRICIONAL

CONTENIDO POR CADA 100 GRS DE PULPA UNIDADES
Agua 86%
Proteínas 0,94 gr
Carbohidratos 11,75 mgr
Fibra dietética 2,4 gr
Grasa 0,12 gr
Betacaroteno 71 Ug
Ácido Fólico 30 Ug
Potasio 181 mgr
Vitamina B6 0,06 mgr
Vitamina C 53,2 mgr
Vitamina E 0,18 mgr
Hierro 0,10 mgr
Magnesio 10 mgr
Vitamina A 11 mgr
Manganeso 0,025 mgr
Calcio 40 mgr
Fósforo 14 mgr
Niacina 0,282 mgr
Zinc 0,7 mgr